domingo, 26 de abril de 2009

noches quizás

pasé el día en casa y entre siestas me topé con este poema en un archivo...


Eres poema
que se duerme
Pero sueña

Eres satélite
que me habla
De dulzura
inequívoca y entrañable

Una ciudad
de hologramas
Que derrama luces
en un vaso infinito

Eres mente
que se torna piel
torna sol
torna mesa
que mezcla
misterios con sentidos

Frágil bestia
Cantando a latidos

Eres un beso
que interrumpe la locura
Un pecho abierto
que se rinde al silencio

Eres luna reflejada
espuma de mar

Eres danza que invita
A preguntar

una extraña fruta
que envenena la certidumbre
Una sonrisa a destiempo
Un viento de maíz

Eres aquello que nos llama
aquello que nos mata

Un hambre traviesa
Una sed sin nombre
La manecilla que se tuerce
La fantasía olvidadiza
(-quebradiza, mantequilla, sutura, mercurio, fractura, saliva, arcoiris, orquidea, licuadora)

Eres la guerra de sombras
la venta del trueno

Eres diluvio de risas
Un camino invisible

Eres nunca
Eres quizás
Eres no sé
fugaz rapto
Eres talvez

Y me regalaste un pasaje

2 comentarios:

Candia Garibay dijo...

palabras que deslizan, de noche quizá... *

Francisco Negrete dijo...

Hola!
Pues muchas gracias por el interés. Es bueno que entre los creadores estén pendientes del trabajo de los demás. Pues mira, por ahora la distribución de la novela se está poniendo bastante complicada por lo que, cuando una persona se interesa y no tengo el medio medíatico para ofrecersela, le propongo adquirir la novela vía correo postal. Si te animas, me mandas un correo a spot55_@hotmail.com y te digo qué tranza con los detalles.